sábado, 14 de enero de 2012

Cuidado con nosotros mismos.


‎1Tim4:16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.
El apóstol Pablo exhortando a su discípulo,le dice dos verdades importantes;que se cuidara de el mismo y de la doctrina,el corazón humano es engañoso y perverso,y requiere una constante vigilancia,para no incurrir en errores que pueden costar hasta la misma salvación,el cristiano tiende a desviarse,es arrastrado por su naturaleza pecadora para revelarse contra Dios,por eso el Señor nos manda a estar constantemente comunicados con él;él es la fuente de vida,su presencia nos santifica,su Espíritu amortigua todo lo terrenal en nuestras vidas,por eso el hombre interior debe estar en completo sometimiento al Espíritu Santo,para que las pasiones pecaminosas sean crucificadas.
Esta palabra nos exhorta a nosotros también,a los que hemos alcanzado los fines de los tiempos,el apóstol Pablo profetizó acerca de estos tiempos 2Tim3:1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.Habló de tiempos peligrosos,tiempos donde se puede perder la salvación,los primeros nueve versículos habla de la condición moral de algunos hombres que se llamarán cristianos, pero estarán llenos de corrupción,gente que se desvía de la verdad,2Tim"3:8 Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. pero el apóstol advirtió"2Tim3:9 Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos".
La insensatez de los que se desvían de la doctrina,porque no han sabido dominar o hacer morir su carnalidad por la gracia de Dios,o no se han entregado de corazón al Señor,o no han tenido una verdadera conversión,o no han tenido un verdadero arrepentimiento,será manifiesta a todos, no quedará en oculto,así como muchos seudo hombres de Dios,han sido descubiertos."2Cor 2:17 Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo".
Algunos enseñan falsa doctrina porque han convertido la piedad como fuente de ganancia,son capaces de vender su propia alma al diablo por dinero.
Por eso Pablo advierte a su discípulo,"ten cuidado de ti mismo y de la doctrina";dos cosas fundamentales que debe observar el ministro de Dios,y cualquiera que haya aceptado a Jesucristo como salvador personal de su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada