jueves, 7 de junio de 2012

No podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.


Posiblemente halla alguien interesado que no hable más de Cristo,pero ¿Cómo hemos de callar de lo que hemos visto y oído?acaso algunos de nuestros líderes ¿ha callado? a pesar de la dura guerra que algunos han dado al enemigo ¿Han desmayado? No en ninguna manera;sino que se han mantenido firmes en Cristo,esperando la bienaventurada manifestación de nuestro amado Señor Jesucristo;Cierto es que somos débiles,pero Cristo nos fortalece ¿Entonces cómo desmayaremos nosotros? ¿Acaso no tenemos la ayuda del Señor?¿No prometió estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo?El Señor no echó pies atrás cuando se encontraba en Getsemaní,cuando el peso del pecado del hombre era cargado sobre él,el pecado de toda la humanidad desde Adán hasta el último hombre nacido en la tierra,era cargado en Cristo,y él lo soportó por amor a nosotros,creo que ningún hombre en la tierra hubiera soportado tal presión como la sufrió nuestro Señor; La palabra Getsemaní significa prensa de aceite,recordemos que su sudor era como grandes gotas de sangre que caían de su rostro, la presión era tan grande que se reventaron los finos vasos capilares de su rostro y se mezclaron con su sudor, él cómo hombre buscó quizás una salida cuando le ruega al Padre que pasara de él esa copa, tal vez me equivoque en mi forma de pensar,quizás sea otra la interpretación,pero como hombre estaba sintiendo el gran peso de llevar esa cruz y ser crucificado,pero él no estaba evitando eludir su anhelo de morir por la humanidad, en él estaba el peso de la salvación de todos los hombres,nadie más podía hacerlo,él era el único que podía satisfacer la demanda divina de justicia,nadie más que él podía hacerlo,y él le ruega al padre con clamores, llantos ,sollozos y lágrimas que se haga su voluntad,Jesús se humilló hasta lo sumo y prefirió la voluntad del Padre,se sujetó a la voluntad del Padre,Cristo el Señor nos Dio ejemplo de obediencia,para que sigamos sus pisadas,tal vez el camino no es fácil,para Cristo tampoco lo fué,a veces se nos pone cuesta arriba, hay aflicciones,pruebas,sinsabores,frustraciones,pero con todo, vale la pena seguirlo,con bendiciones presentes,o no las hayan,de cualquier manera conviene seguir al Maestro;Cuando él llevó la cruz en sus hombros,llevó el instrumento donde él iba a ser crucificado, pero también era el instrumento de la salvación,era el instrumento en el cual nuestro Señor Jesucristo iba a derramar su sangre,para remisión de todos nuestros pecados,y a través del velo de su carne íbamos a entrar al lugar santísimo con plena libertad en el nombre de Jesucristo,para tener comunión con el Dios creador del ser humano, el universo,la tierra y todo lo que en ellos hay,y por medio de su Espíritu Santo ser santificados,para uso santo y para ser santos, para darle gloria y anunciar sus virtudes con poder.El Santo de los santos,iba a ser escarnecido,vitupereado,escupido,burlado,humillado,por causa nuestra,una y otra vez caía y se levantaba,porque el amor con que nos amó,fue de tal manera, que prefirió morir por ti y por mí ,ese amor permitió que él soportase la cruz, el que tenía que ser honrado,alabado, adorado,le pagamos con mal,en vez de honra recibió infamia,en lugar de adoración golpes,bofetadas,en vez de sacrificio de alabanza escupitazos,maldiciones,él pagó el precio de nuestro pecado,¿Cuánto le costó a Dios?mucho,muchísimo,la preciosa sangre de Jesucristo su Hijo amado.Pero grande es el poder de Dios que puso su vida por nosotros y la volvió a tomar,
¡¡¡Resucitó!!! la muerte no pudo retener al Mesías,imagínate toda una vida en este mundo,caminando en medio de pecadores,andando entre pueblo de labios inmundos,teniendo diálogos con otros seres humanos Pero no pecó,ninguno de sus pensamientos fueron pecaminosos en ninguno de sus hechos pecó,no se halló engaño en su boca,ni mentira en sus labios,los eruditos de su época quisieron tenderle trampas que ellos urdían con preguntas capciosas,los escribas,fariseos,saduceos,siempre buscaron ardides,para que cayera en la tentación,pero como dice la biblia Cristo fue tentado en todo pero sin pecado,Cristo no pecó;¿No es Admirable? por eso la muerte no pudo retenerlo.1Cor 15:55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?
15:56 ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley.
15:57 Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.
15:58 Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.
El Señor Jesucristo nos aseguró la resurrección,por su resurrección,así que confianza tenemos en él que cumplirá su promesa.Paz sea a todos,de su hermano en Cristo.
Samuel Castillo Godoy.
 ·  · 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada